viernes, 7 de enero de 2011



Auditoría - Contabilidad - NIC/NIIF 

NIIF para PyMEs - NIAs - NICSP - DNA  

JURIDICO - Mis Creaciones 

NUEVAS PUBLICACIONES - SENIAT - IFAC

FASB - SUDEBAN - SUNACOOP - IVSS

IPC - INTERES PRESTACIONES






No puedo caer en lo mismo y repetir que el año 2011 será un año lleno de dificultades. Las dificultades son el día a día de todo ser humano a lo largo de su existencia; incluso desde la propia concepción. Parece que venimos batallando por alcanzar metas tras metas y estas siguen allí mutantes. Lo interesante de todo es no desmayar y aquello que nos proponemos, alcanzarlo a como dé lugar, venciendo con dignidad y solventando los obstáculos en la medida de nuestras capacidades.

Empezamos el 2011 y la agenda crece. Revisamos lo que hemos hecho y replanteamos los retos. Cada aire que aspiramos es un soplo de vida que nos regala Dios; por eso al insuflar la vida debemos sentirnos henchidos de su presencia; de su energía. Sentir que el mundo es nuestro, que nos pertenece y como tal propiciar su construcción. Dios ha confiado en nuestras manos la construcción del mundo y, el mundo no acaba de construirse. No sabemos cuáles son los planes de Dios para con nosotros; pero sí nos los imaginamos y hacia ellos debemos redirigirnos siempre. A cada momento, a cada instante, a cada hora debemos repasar en nuestras existencias y replantearnos los senderos por donde hemos de transitar en búsqueda de la perfección espiritual que al final es lo que debe interesarnos. Soy un convencido de mi existencia terrenal, por mi carne, mis huesos y mis vivencias y de la existencia espiritual por mi consustanciada fe. De allí que no todo termina con los años que se van. En fin los años conque cuento son los que tengo por delante. Ese es nuestro mayor tesoro y a ese tesoro hay que seguir sacándole provecho.

Por eso, el 2011, el 12 y el infinito serán siempre años de dificultades y Dios ha puesto en nuestras manos su sabiduría para vencerlas. Y que conste, cada uno de nosotros es rico en sabiduría; de allí que el aprendizaje es a diario; de allí que el compartir es a diario y todos los días son días de nuevo aprendizaje. Si construimos el mundo de esa manera, Dios estará alegre con nosotros y nos dará la felicidad ansiada por los siglos de los siglos; de allí nuestra coincidencia con Aristóteles el amor por la sabidurìa es una forma de vida superior.

Felices los años por venir.

Soy muy dado a las inquietudes que dan orígen a sugerencias y mas si estas vienen de amigos, que convencidos estamos que gozamos de alta estima. En mis estudios de posgrado, en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado(UCLA), coincidimos con un profesor que nos impresionó por su versatilidad; abierto al debate; investigador; poeta; filósofo del quehacer diario que le hace lucir ducho del conocimiento, por esa combinación que da el estudio y la experiencia. Me refiero al profesor Pedro Rangel Cruz, a quien traigo de nuevo a mi página, a propósito de una sugerencia sobre mi publicación anterior sobre el estado Yaracuy. Resulta que al referirme a nuestro estado natal, no mencioné al Municipio Bolivar, de donde es oriundo éste coterráneo prestado a Lara.

No tengo otra alternativa. Fue un descuido que subsano y parodiando la radio: Complacemos al profesor Pedro Rangel, rindo tributo al Municipio Bolivar, De la página de Emilio Rodrìguez Lucena







Plaza San Miguel Arcangel. Fuente: 100% aroeño. 






Aroa: Con un relieve que incluye filas de inclinadas montañas y ondulantes lomas de poca altitud, este municipio posee una población estimada de 25.066 habitantes. Ofrece un emporio de reservas naturales, con cuencas hidrográficas, además de la exuberante y variada flora y fauna. Su capital, Aroa, se encuentra solo a 78 Km. de San Felipe, es un poblado famoso por sus minas, testimonio de la riqueza mineral del estado, cuyo acogedor ambiente guarda el recuerdo de la colonia en sus casas de típica arquitectura de la época. En este hermoso lugar encontrará el Parque Minas de Aroa, donde se encuentra parte de la historia de nuestro Libertador, y el Cementerio de los Ingleses, muestra auténtica de la estadía de estos inmigrantes en nuestras tierras. Su gente, buena y sencilla, invita a los habitantes a que admiren la artesanía basada en la fabricación de sombreros de palma en sus diferentes formas y diseños.







Virgen de Monte Sacro. Fuente: 100% aroeño.







Aroa
Es una palabra vasca, que en el contexto de la agricultura, significa: “el momento óptimo, ideal, para trabajar la tierra”

NUESTRA AROA






San Miguel Arcangel. Fuente: 100% aroeño.



Capital del municipio Bolívar en el estado Yaracuy. Población originada por la explotación de las minas de cobre y las haciendas de cacao.

Se halla a 350 m de altitud dominando el cauce del río Tupe, afluente del río Aroa; y en la vertiente occidental de la sierra de Aroa.
La temperatura media es de 25,4 °C y las precipitaciones medias anuales de 1.350 mm.

En 1.605, Alonso Sánchez de Oviedo, alcalde ordinario de Barquisimeto, descubrió una rica veta cuprífera en la sierra de Aroa.

En 1.615 fundaba allí un real o asiento minero que para 1.630 era ya un caserío.

El cobre se sacaba por el río Aroa hacia la costa.

El 24 de noviembre de 1.637, Bartolomé López de Mesa fue nombrado justicia mayor de las minas, con título de capitán a guerra.

La actividad minera estimuló el poblamiento del valle y para el 8 de junio de 1.655, el gobernador Martín de Robles Villafañe nombró a fray Antonio de Luzena cura capellán de la mina de Su Majestad en el valle de San Francisco de Cocorote, por estar en jurisdicción de esta ciudad.

Por esta época las minas pasaron a ser propiedad de los antepasados del Libertador Simón Bolívar, quienes dejaron caer en desuso las tierras y la explotación minera se convirtió en una actividad irregular que ocupaba a gente de todo tipo, ajenas a la propiedad.





Cementerio de los Ingleses. Fuente: 100% aroeño.


En 1.715 el valle de Aroa estaba despoblado; se cultivaba cacao y para 1.720 había 3 haciendas grandes y otras menores de naturales, con 10.000 árboles que producían 150 fanegas, transportadas por el río Aroa desde el sitio de Los Puertos, o El Puerto, llamado así desde que en el siglo anterior el cobre era embarcado en canoas hacia la costa.

El 14 de octubre de 1.746, el padre Juan Bernabé Canelón Lanzarote, cura de Duaca solicitó permiso para construir una capilla a petición de las familias que allí residían, a lo cual accedió el obispo Juan García Abadiano y el valle fue anexado a aquélla el 20 de diciembre de ese año.

En 1.761 Aroa era ya un caserío disperso que servía de enlace en la ruta del primer correo, creado entre Maracaibo y Caracas por el gobernador de aquella provincia, Francisco Javier Moreno de Mendoza; era atendido por el cura de Duaca.





Pozo Velo de la Novia, vía Socremo, El Cauchal, Aroa. Fuente: 100% aroeño.


En 1.765 estaba encargado del valle el cabo a guerra Matías de Tellechea, quien organizó 2 compañías de milicias, una de blancos y otra de pardos; este cargo era nombrado por el Tribunal Superior y se encargaba del orden militar y de los decomisos del contrabando, tenía total independencia de los alcaldes ordinarios y del justicia mayor de Barquisimeto, quienes se encargaban del gobierno político del valle.

En informe de este funcionario de 1.769, se dice que Aroa era un sitio de casas dispersas, sin forma de poblado y sin iglesia, con 669 habitantes, ocupados en la siembra de cacao.

El auge del contrabando por el río Aroa y otros, motivó la suspensión de las licencias de navegación fluvial a partir de 1.776, cuando fue creada la Intendencia; ese año, los vecinos dirigieron nueva petición al obispo Mariano Martí, quien concedió el oratorio el 31 de agosto, éste se hizo en el sitio de Agua Viva y se conocería como La Ermita.

En 1.779 tenía 750 habitantes aproximadamente, no había indios, excepto algunos de Duaca que tenían siembras de cacao, el cura de esta población era quien atendía al “pueblo de Aroa”.

Ese año el teniente del valle, Rafael Lugo, solicitó del obispo que el oratorio fuese elevado a la categoría de curato, lo cual fue concedido el 9 de febrero de 1.782, aprobado en auto del gobernador el 31 de mayo, se erigió definitivamente el 4 de junio siguiente como parroquia de San Miguel de Aroa.

El terreno para la iglesia fue cedido por Félix Torrealba, en lugar más apropiado que donde estuvo La Ermita.

Después de muchos litigios, la Corona confirmó los títulos de propiedad de las tierras de Aroa a Juan Vicente Bolívar y Ponte y a su esposa, padres del Libertador; los juicios con los ocupantes de las tierras y la Guerra de Independencia llevaron a María Antonia Bolívar, hermana de Simón Bolívar, a arrendar minas y tierras a una compañía inglesa, iniciándose así a partir de 1.824 una nueva etapa en Aroa.

La población aumentó con los empleados y trabajadores, ingleses y criollos que acudieron a la explotación minera y el sitio original se hizo insuficiente, por lo que poco a poco los habitantes se fueron desplazando al sitio de La Luz.

En 1.835 la diputación provincial de Barquisimeto legalizó el traslado de Aroa al nuevo lugar.

Ese año, durante la Revolución de las Reformas, Pedro Carujo, que ocupaba Puerto Cabello, atacó Aroa y otros lugares cercanos.

En 1.842 el naturalista belga Jean-Jules Linden recorrió la sierra en busca de especimenes botánicos.

El auge de la explotación minera hizo que en 1.872 se iniciaran los trabajos para la construcción del tramo ferrocarrilero Las Minas-Tucacas, concluido en 1.877, y llamado Gran Ferrocarril Bolívar, el primero en el país.

Ese año se abrió también la carretera que comunicó Aroa con Barquisimeto y la de Duaca-La Luz.

En 1.881 se concluyó la vía férrea Barquisimeto-La Luz, empalmando con la de Las Minas-Tucacas.

A principios del siglo XX se abrió la carretera a Guama.

Aroa desarrolló un contacto regular con Gran Bretaña, especialmente con Swansea, estableciéndose un sistema de intercambio de productos variados que venían en los barcos que cargaban cobre para ese país.

En 1909, de acuerdo al Acta de Instalación del Concejo Municipal del Distrito Bolívar, de fecha catorce de noviembre de mil novecientos nueve (14-11-1909) siendo las diez de la mañana (10:00am) se constituye la primera Junta Directiva del Concejo Municipal del Distrito Bolívar, de acuerdo a lo dispuesto en el Artículo 4° del Decreto Ejecutivo de fecha 11 de noviembre de mil novecientos nueve, por medio del cual se acredito con el rango de Concejales a los ciudadanos Roberto Vander Linde, Eliseo Girón, Erasmo E. Arias, Pablo L. Rumbo, Elogio Betancurt, Amador Pérez A. y Antonio Hernández, para que constituyeran la Junta Directiva del Primer Concejo Municipal del Distrito Bolívar. La cual quedo integrada, de acuerdo a votación de los concejales, Presidente Roberto Vander Linde, Vicepresidente Eliseo Girón, Segundo Vicepresidente Erasmo E. Arias, Sindico Procurador Municipal Pablo L. Rumbo, Secretario Rafael Hernández González

La producción del mineral decayó a partir de los primeros años del siglo XX y para 1.936 se habían paralizado las actividades.

Entre 1.940 y 1.950 el auge de la avicultura, agricultura, maíz, café, y especialmente la caña de azúcar, además de la cría de ganado vacuno y porcino, dieron nuevo empuje a Aroa.

Hoy es centro de mercado importante para dichos productos y cuenta con 2 institutos de educación agropecuaria, la escuela técnica Minas de Aroa.

Tiene escuelas de primera enseñanza, ciclo básico y diversificado.

La zona de las minas constituye el parque nacional Minas de Aroa, cuyas instalaciones están restauradas, con alojamientos para turistas.

Otro sitio de interés es el cementerio de los ingleses.

Se celebra la fiesta de la Virgen de Montesacro en agosto y bailes de tambor el 24 de junio. Se comunica por carretera con San Felipe (84 km) y con Barquisimeto (90 km).
Censos:

En 1.941 censó 2.117 habitantes.
En 1.961 censó 6.356 habitantes.
En 1.971 descendió a 5.427 habitantes.
En 1.981 censó 22.318 habitantes.
En 1.990, 8.266 habitantes.









Mujer aroeña. Fuente: 100% aroeño.








Censo 2008 INE – CNE 33.570
Población 25.926 Habitantes
Tasa anual de crecimiento 2.3%
Total de viviendas 7.893

Minas de cobre, situadas en la sierra de Aroa y cerca del río del mismo nombre.

Fueron descubiertas en 1.605 por Alonso Sánchez de Oviedo.

Empezaron a ser labradas por orden y permiso del Rey, en 1.632, cuando Francisco Núñez de Meleán desempeñaba la gobernación de Venezuela, pero sus antecesores García Girón y Francisco de la Hoz Berrío fueron los verdaderos pioneros y promotores de la explotación del cobre en ellas.

En la época colonial se designaban minas de Cocorote, a pesar de estar situadas en Aroa.

La explotación conoció un gran auge entre 1.630 y 1.660, período durante el cual se extrajeron más de 135.500 libras del mismo.

Por real cédula del 21 de agosto de 1.663, el Rey de España concedió “…en empeño y perpetuidad…”, las minas de cobre de Cocorote-Aroa a Francisco Marín de Narváez cuya hija Josefa sería la bisabuela del Libertador Simón Bolívar.
Francisco Marín de Narváez, era rico, poseedor de las fabulosas minas de cobre de Aroa.

A su muerte en Madrid en 1673, dejó un testamento que conmocionó a la familia Narváez, ya que en ese documento confesaba sus amores secretos con una “Doncella Indígena de Aroa”, de cuya unión nació Josefa Marín Narváez. Así dejó escrito en el testamento:

“Tengo una hija natural y por tal la reconozco nombrada Josefa, la cual hube en una doncella principal, cuyo nombre no mencionaré por decencia” 
Casa Natal del Libertador. Fue construida en 1680 y ocupada por don Pedro de Ponte Andrade Jaspe de Montenegro quíen contraería matrimonio con Josefa Marín de Narváez un año más tarde, de este matrimonio nace María Petronila. Petronila se casa con Juan de Bolívar y Martínez Villegas de donde nace Juan Vicente de Bolívar y Ponte. En 1773 Juan Vicente contrae matrimonio con María de la Concepción Palacios y Blanco, de esta unión nacerían cinco hijos, el cuarto de ellos de nombre Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar de la Concepción y Ponte Palacios y Blanco (Simón Bolívar).

Esta es la razón, por la cual, de los cuatro hermanos Bolívar, Simón Bolívar el Libertador, y su hermana María Antonia, heredaron las facciones mestizas de su bisabuela: pelo negro oscuro encrespado, piel canela, ojos negro azabache, y pequeña estatura; mientras que sus otros dos hermanos: Juana Nepomucena y Juan Vicente, mantuvieron el tipo vasco español, con pelo rubio, liso, ojos azules y mayor estatura. Rasgo que lo hace aún más representativo del gentilicio venezolano, no sólo por haber nacido en el país, sino por la sangre indígena que llevaba en sus venas el Libertador Simón Bolívar.

Petronila de Ponte y Marín, heredará de su madre (la doncella indígena), las famosas minas de cobre de Aroa.

Poco interesado en su explotación, Marín de Narváez, despojó las minas de Aroa de todos los bienes muebles que ahí se encontraban.

Virtualmente abandonadas por su dueño, las tierras de Aroa fueron progresivamente ocupadas ilegalmente.

A finales del siglo XVIII, tanto Juan Vicente Bolívar y Ponte como su esposa, Concepción Palacios, tuvieron que acudir ante el Rey y los tribunales para defender la propiedad de las minas amenazada por usurpadores que las beneficiaban sin su permiso.

A la muerte de Juan Vicente Bolívar y Ponte, el señorío de Aroa y las minas de Cocorote pasaron a ser, por herencia, propiedad del hijo mayor Juan Vicente Bolívar y Palacios.

Muerto éste en 1.811, las heredó su hermano Simón, pero los avatares de la Guerra de Independencia no le permitieron ocuparse de ellas hasta 1.823 cuando encarga a su sobrino, Anacleto Clemente, que averiguara el estado en que se encontraban.

En 1.824, el Libertador, por intermedio de su hermana, María Antonia, arrienda las minas a una compañía inglesa, la Bolívar Mining Association que las explota con éxito.

A partir de 1.826, el Libertador, quien a menudo piensa retirarse de la política, encarga a José Fernández Madrid y a Andrés Bello, ambos en Londres, la misión de vender las minas. Pero toda clase de complicaciones les impiden cumplir el encargo.

Varios de los ocupantes de tierras y minas de Aroa no sólo se niegan a desocuparlas sino que le ponen pleito al Libertador.

Bolívar sufrió durante los 3 últimos años de su vida “una mortal agonía”, pendiente de la venta de las minas que no pudo realizarse.

La cláusula 4ª de su testamento rezaba: “No poseo otros bienes que las tierras y minas de Aroa”.

Gracias a las rentas producidas por el arrendamiento de las minas, pudo el Libertador ayudar al abate de Pradt, al educador Joseph Lancaster, así como a varios parientes y amigos.

Esas minas fueron el símbolo de su desprendimiento y grandeza pero también de sus angustias y desconsuelos hasta los últimos días de su vida.

El 4 de febrero de 1.832, se firmó en Caracas el contrato de venta por la suma de 38.000 libras esterlinas entre los herederos del Libertador y los representantes de los señores Philipps y Robert Dent de Londres.

Al consolidarse la presencia inglesa en ellas, las minas de Aroa volvieron a conocer un período de prosperidad, convirtiéndose Aroa en el principal centro minero del país.

Entre 1.828 y 1.833, el número de casas en la localidad pasó de 157 a 670 y el número de habitantes de 812 a 4.460; en 1832 más de 200 ingleses trabajaban en Aroa; entre 1.824 y 1.836, se extrajeron aproximadamente 200.000 toneladas de mineral bruto.

El cobre se exportaba por Boca de Aroa y Tucacas, hacia Europa, específicamente al puerto de Swansea en el país de Gales (Inglaterra).

A finales de 1.832, un ingeniero inglés, John Hawkshaw, viajó a Aroa con el fin de llevar a cabo una serie de estudios sobre las minas, siendo el primero en pensar en el establecimiento de un ferrocarril para el transporte del mineral entre Aroa y Tucacas.

En agosto de 1.836, una partida de negros cimarrones asaltó las instalaciones de las minas, matando a los ingleses que ahí se encontraban.

Este trágico suceso, al cual se sumaban las muertes causadas por la insalubridad del clima y la malaria, llevó a la Bolívar Mining Association a suspender toda actividad en la zona.

Otra compañía inglesa, la Quebrada Land and Mining Company, reanudó los trabajos en 1.860.

En 1.877 quedó concluida la línea férrea Aroa-Tucacas, construida y operada por la Bolívar Railway Company Limited, subsidaria de la Quebrada; este fue el primer ferrocarril que tuvo Venezuela.

Entre 1.878 y 1.892, se explotaron más de 75.000 toneladas de cobre, siendo Aroa y su ferrocarril una inversión de alta rentabilidad.

Para 1.890, Venezuela era el 6º productor mundial de cobre; pero, a partir de 1.892, el agotamiento de las vetas cupríferas marcó el final de la era de prosperidad.

En 1.896, una nueva compañía inglesa, la Aroa Mines Limited, se encargaba de la explotación de las minas, pero sólo pudo iniciar nuevamente sus trabajos en 1.908 con resultados poco alentadores.

Casi inmediatamente, le traspasó su concesión a la South American Copper Limited, otra compañía inglesa, la cual reinició la explotación de las minas hasta 1.936, cuando prácticamente se paralizaron todos los trabajos.

En 1.955, la South American Copper le cedía su propiedad sobre las minas a la compañía venezolana La Providencia por Bs. 150.000, la cual, a su vez, la revendió al Instituto Venezolano de Petroquímica (IVP), en 1.956, por Bs. 2.600.000.






Camino Minas de Aroa (Cobre) pertenecientes al Libertador. Fuente: 100% aroeño.












ORDEN COLEGIO SANTA MARIA
 
Con honor recibimos la Orden Colegio Santa María, una Orden que nos llena de orgullo y satisfacción y que nos hace revisar nuestras actuaciones, reconocidas del saber cumplido. Hemos sido formados para dar sin recibir y a lo largo de nuestra existencia esa ha sido la consigna. Una consigna que deviene de un hogar humilde donde se atesoró el bien común y que luego se fortaleció en mi adolescencia cuando formé equipo con los Boy Scouts “hacer bien sin mirar a quien”, es lo que hace grande a los hombres. Es la grandeza del alma. Lecciones que quedaron bien grabadas en mí accionar. Sin embargo, las Hermanas de la Presentación me han conferido una Orden...y la seguiré acatando.

En la celebración de los 60 años del Colegio Santa María de Chivacoa muchas actividades afloraron durante el año y mi reconocimiento a la Comisión Organizadora y a las Hermanas de la Presentación, por tan extraordinaria labor. En cada uno de los eventos brilló la organización y la majestuosidad.

El realce de los valores morales, cívicos, culturales, deportivos fueron ejemplo de querer hacer las cosas bien, como debe ser.No hubo empachos que deslucieran los acontecimientos. La entrega fue sin medida, sobrepasada, desbordada. Personal Directivo, Docente, Administrativo, Obrero, Alumnos, Representantes, Exalumnos y la ciudadanía vinculada con el Colegio hicieron de ésta celebración una festividad inolvidable. Fue un año de duro trabajo, ir y venir, entrar y salir y quedó la sonrisa y la satisfacción del deber cumplido desdibujada en los rostros de todos los artífices involucrados en tan importante acontecimiento que será recordado por muchos años.

La historia que levanta a diario el inventario de los quehaceres, ya repagina la cronología de los eventos con magnificencia.

Además de las felicitaciones de mis familiares y mis amigos cercanos, destaco en estas notas una felicitación especial recibida de un amigo que tengo en esa entrañable tierra ecuatoriana llamada Cuenca: Francisco Raúl Beltrán. El doctor Beltrán es Director de la Maestría en Contabilidad y Auditoría (MCA) de la Universidad de Cuenca.

13/12/2010
Francisco Beltran
Para Sonmer Garrido Díaz
De:Francisco Beltrán Beltrán (panchobeltran@hotmail.com)
Enviado:lunes, 13 de diciembre de 2010 06:31:28 p.m.
Para:Sonmer Garrido Díaz (sonmer09@hotmail.com)

Hola, Sonmer:

Felicitaciones por tus merecidos logros académicos; y muy particularmente del reconocimiento en el Grado de la Orden de Santa María del Estado de Yaracuy.

Saludos cordiales,

Pancho Beltrán
Cuenca-Ecuador, Universidad de Cuenca



PANAMA, MIAMI, MEXICO

La historia de una travesía familiar

En el Aeropuerto de Maiquetía se nos unieron Sonmerlys, Soledad Moreno de Urdaneta y su pequeña Verónica que llegaron de Maracaibo.

De allí por Copa Airlines con escala en Panamá en donde estuvimos por una hora. Dos horas mas tarde estábamos en Miami rodando hacia Weston. Se le conoce como Westonzuela ya que es una de las ciudades más emblemáticas para los venezolanos en el exterior.

Es una ciudad residencial, a 40 minutos al norte del aeropuerto de Miami (sin tráfico). En Weston abundan los lagos y parques, ya que era una zona de pantanos, por lo cual los lagos sirven de desahogo de las aguas, y por supuesto, tienen un gran valor ornamental.

En 2006, la revista Money clasificó de 20 en la categoría de "Los asalariados" mas grandes de Estados Unidos tenían su residencia en Weston. Se clasifica también como la ciudad con mayor crecimiento del empleo en la Florida y de 18 más grande en la nación. BusinessWeek en noviembre de 2006 clasificó a Weston como la de "mejor suburbios asequibles" en los Estados Unidos. Debido a que es una comunidad planificada totalmente, los agentes inmobiliarios locales suelen decir que "todo se encuentra exactamente donde debe estar."

En 2008, " Money Magazine dice: "Weston clasificado como el mejor lugar de 73, para vivir en Estados Unidos, lo que lo convierte en el mejor lugar para vivir en el estado de la Florida.

Alli nos alojamos en el Vacation Village at Bonaventure 16461 Racquet Club Road. El domingo 28 de noviembre estuvimos de compras en el Mall y al dia siguiente nos fuimos al terminal de donde partió el bus para tomar el Carnival Imagination que nos llevaría a Key West a donde llegamos el 30.

KEY WEST

Según Wikipedia Cayo Hueso (en inglés, Key West) es una isla en el extremo suroeste de los Cayos de la Florida. Su población es de 31.335 habitantes.














Historia

En el pasado, estas islas tropicales eran el refugio de piratas, pescadores, comerciantes, buscadores de tesoros y personas rechazadas socialmente. En el cementerio de la isla hay un monumento que conmemora el hundimiento del USS Maine en la Guerra Hispano-Estadounidense.

Vialidad
Hoy en día es posible desplazarse en coche desde el continente hasta Cayo Hueso, la ciudad más meridional de Estados Unidos, a través de una carretera formada por decenas de puentes que atraviesan todos los cayos. Al pasar por los puentes es posible detenerse y observar las aguas cristalinas y el fondo marino a unos 6 metros de profundidad, pudiendo observar los cardúmenes de peces.

Ocio
El gran escritor estadounidense Ernest Hemingway fue residente de Cayo Hueso. Hoy en día este acogedor lugar, con su característico sabor tropical, es una próspera comunidad de artistas y un destino popular entre los turistas. La atracción más famosa es la reunión en el Muelle Mallory Square una hora antes de la puesta del sol y disfrutar de las actuaciones de artistas de la calle mientras contempla el sol tropical meterse debajo del horizonte.

COZUMEL
Toda la noche viajando en el Carnival Imagination para llegar al amanecer del primero de diciembre a COZUMEL

Cozumel (maya yucateco: Kosom, Lumil, «Golondrina, Tierra de» ‘Tierra de las golondrinas’)?, es una isla mexicana, la tercera más grande y la segunda más poblada del país. Se ubica al sureste de México, en el mar Caribe, a unos cincuenta kilómetros de Cancún y constituye (junto a los enclaves continentales Calica y Xel-Há) uno de los nueve municipios del estado de Quintana Roo.

Ubicada en el Caribe mexicano, Cozumel es una isla llana formada de roca volcánica porosa. La elevación natural más importante en la isla está a menos de 100 msnm. Los cenotes formados por la filtración de agua a través de la piedra caliza durante miles de años pueden ser explorados nadando o mediante actividades como el snorkel y el buceo; pueden apreciarse distintas especies marinas.

La isla mide alrededor de 48 km de norte a sur y 16 km de este a oeste, lo que la convierte en la tercera isla más grande de México después de la Isla del Tiburón en el estado de Sonora y la Isla Ángel de la Guarda en Baja California. Ubicada a 20 km al este del litoral oriental de la península de Yucatán, y a 60 km al sur de Cancún, tiene una extensión de 647,33 km² comparada con 1.208 km² de la Isla del Tiburón y 895 km² de la Isla Ángel de la Guarda.

También Cozumel cuenta con el punto más oriental del país, denominado "Punta Molas".

Clima y ecosistemas

El Huracán Wilma fue devastador para la isla. La vegetación de la isla fue gravemente dañada debido a los fuertes vientos, por lo que la gran parte de los árboles perdió su follaje, y otro tanto se dañó por la entrada de agua salada a tierra, el sistema de drenaje de San Miguel Cozumel fue severamente dañado. Pero estos daños han sido restaurados lo antes posible para mantener el turismo, su principal fuente de ingresos.

El viernes 3 llegamos a Weston y el sábado 4 pasamos todo el día en Miami.

El domingo 5 estábamos ya en Panamá

Panamá (oficialmente República de Panamá) es un país ubicado al sureste de América Central, limita al norte con el Mar Caribe, al sur con el océano Pacífico, al este con Colombia y al oeste con Costa Rica.
Su condición de país de tránsito lo convirtió tempranamente en un punto de encuentro de culturas, provenientes de todo el orbe. El país es el escenario geográfico del canal de Panamá, obra que facilita la comunicación entre las costas del océano Atlántico y el océano Pacífico y que influyó significativamente en el comercio mundial. Por su posición geográfica actualmente ofrece al mundo una amplia plataforma de servicios marítimos, comerciales, inmobiliarios y financieros, entre ellos la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del continente y la segunda del mundo.

Con una población ligeramente superior a los tres millones de habitantes, tiene una posición privilegiada en varios ranking de crecimiento y desarrollo de América Latina, como el índice de desarrollo humano (primer puesto en América Central y cuarto en América Latina.

El país está catalogado en términos absolutos, es decir, sin tener en cuenta la distribución de la riqueza, como de ingresos económicos mediano-altos.

De regreso en Venezuela el lunes 6 y un vuelo de Aserca airlines nos trajo a Barquisimeto.

Nota especial del viaje.
Moralmente me siento comprometido, el silencio me asfixiaría si no expreso a través de esta página, mi eterna gratitud a AMERICAN EXPRESS por su asistencia oportuna a través del programa GLOBAL ASSIST. La explicación la dejo para mi entorno. Interesa el agradecimiento y lo mas humilde que puedo hacer es destacar lo cierto de su publicidad.

“Usted como Miembro de La Tarjeta American Express, dispone de uno de los más grandes privilegios al momento de viajar: GLOBAL ASSIST, GLOBAL ASSIST PLUS O GLOBAL ASSIST PLATINUM, un exclusivo servicio de Asistencia al Viajero, Asistencia Médica y/o Legal en Venezuela o cualquier lugar del mundo, en su mismo idioma, las 24 horas del día, los 365 días del año, que le garantizan un viaje tranquilo y seguro. Este exclusivo servicio para los Miembros American Express se presta a través de AXA ASSISTANCE, la primera empresa internacional especializada en la protección y asistencia al viajero…”



EDDY CASTRO Y LA BILLOS EN CHIVACOA

Los chivacoeños nos llenamos de regocijo a la llegada del mes de diciembre. Si bien es cierto que la navidad copa todos los escenarios y contagia de entusiasmo a todo el colectivo; también lo es la celebración del día de nuestra santa patrona la Inmaculada Concepción, advocación de la Virgen María. Los más románticos evocan con nostalgia las tradicionales fiestas y luego ferias en su honor. La que mas se quedó en el sentimiento de los bruzualenses fue la que presidiera el doctor José Agustín Mujica hace ya algunos años. Cuentan, (yo, imberbe san felipeño), que fue un fiestón que congregó a lo más granado de la "Chivacoa de los Tormentos de Antonio Dyurich" en contagio con los mejores artistas, músicos y orquestas de entonces.

Cuestiones presupuestarias hicieron que no las imitara cuando presidí las realizadas en el año 2000; pero si estuvimos bastante cerca en organización. Conté con un equipazo Rosario Pilieri y Miguel Falco (fallecidos); Ramón González, Chiche Zerquera y Pedro Escalona. Conduje junto con Carolina Indriago (Miss Venezuela 1998) la animación de la elección de la Reina en transmisión por Telecentro, estación televisiva de Barquisimeto y presentamos a Luis Silva en escenario del Club Campestre. Nuestra reina fue María Elena Afonso Parra.


Con el pasar de los años las fiestas o ferias entraron en decadencia. El día 8 de diciembre se nos agradó a los bruzualenses con una serenata a nuestra Inmaculada Concepción y sin mucha publicidad se presentaron Eddy Castro y la Billos en la Plazoleta del Ferrocarril

Decir Edgar Luis Castro Ramos, es decir Eddy Castro. Fundador y líder vocalista del Grupo C (1970-1972). En 1971 debuta como solista con el tema Nuestro Ayer Volverá, luego regresa como solista al Grupo C hasta su disolución en 1972, cuando vuelve a ser solista.

En 1976 forma dúo con Delia e imponen Arena Blanca. A finales de los 70s se retira de la canción para volver en 1981. En 1990 reforma al Grupo C para celebrar sus veinte años de vida musical con un concierto en Valencia (Estado Carabobo). Ha grabado tres discos LP y varios sencillos.

Con las canciones de Eddy Castro y con los temas de la Billos, disfrutamos los pocos que asistimos a la Plazoleta, de una serenata a la Inmaculada Concepción ofrecida por el alcalde de nuestro municipio, a fin de dar por cumplida la celebración del día de la Inmaculada Concepción. Hubiese sido una mejor celebración si se hubieren antepuestos los buenos deseos de consagrar y enaltecer el gentilicio bruzualense en tan importante fecha. Nos quedó el sabor amargo porque la organización de nuestras fiestas o ferias definitivamente se perdió de Bruzual.





AL CONTRASTE POR YARAVISION

El día 15 de diciembre acudí en calidad de invitado al programa Al Contraste que conducen Pedro Escalona y Laly Salazar por Yaravisión nuestro canal regional.Alli estuvimos en la despedida de fin de año del programa y de la variedad del programa destaco la importancia de la difusión de dos eventos programados en el devenir de los dias decembrinos.




Laly Salazar el mismo de Sambumbia y de El Portavoz



El fin de semana se realizaría en el estadio Hector Agustín Vargaz de Chivacoa un reencuentro de peloteros formados en las divisas de Ebarcas, de Rafael Chirinos y de Hector Jimenez. Un compartir de reminiscencias y de recuerdos de aquellos muchachitos que se formaron en la liga de los Criollitos de Venezuela en la década de los 80s.Por igual me correspondió invitar al pueblo bruzualense en sintonía con la estación a la tradicional Cena de la Amistad que se realiza todos los años en el Colegio Santa María de Chivacoa y que tendría lugar en el patio de secundaria el dia 17 de diciembre.

Lo demas fue el deseo que los yaracuyanos y de manera muy en especial los bruzualenses tuviesemos unas navidades felices y la buenaventura del año por venir.




CENA NAVIDEÑA EN EL COLEGIO SANTA MARIA

El 17 de diciembre realizamos en el Colegio Santa María la tradicional Cena de la Amistad. Esta cena es un compartir, es un reencuentro con la familia que quiere y estima a las Hermanas de la Presentación, que ama a su colegio y que sabe que el solaz momento es una entrega de hermandad y de familiaridad en la ocasión de las fiestas decembrinas y del advenimiento de un nuevo año.

En tarima presentamos a Frank Adames quien realizó una magnifica actuación. Frank es prolífico, en ocasiones lo vemos como Frank y su Teclado, en otras con Los Auténticos. En esta oportunidad se presentó como solista. Hizo tarima con Yesterday un grupo de Barquisimeto que se metió en cintura a todos los presentes al entonar aquellas canciones que signaron a una época: los años 60s. La velada estuvo muy a la altura a pesar de la lluvia que iba y venía. Inolvidable momento. Adelys Lopez quedó en remitirme las fotos.


COMPARTIR CON LOS TRABAJADORES DE LA CONTRALORIA MUNICIPAL DE SAN FELIPE

Otro momento grato lo vivimos el día 22 de diciembre en el Club Mi Solar de Cocorote. Fue el compartir con los trabajadores de la Contraloría Municipal de San Felipe que gerencia el Licenciado José Ramón Medina, Contralor Municipal.

Allí estuvimos compartiendo desde el mediodía hasta cerrada la noche, llenandonos de deseos y de prosperidades por la llegada de la navidad y del nuevo año 2011



BOLETIN ACTUALIDAD Y REVISTA SIGNO EDICION ESPECIAL DEL COLEGIO SANTA MARIA
Nos complace haber recibido el Boletín Actualidad, órgano de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela. Este es un boletín que se edita en el Colegio de Contadores Públicos del Estado Zulia y por su contenido profesional la Federación ha invitado al Colegio del Estado Zulia para que dicho boletín sea el medio comunicante de las actividades impulsadas por la Federación.

En reunión realizada entre el licenciado Diego Mendoza con directivos del Colegio de Contadores Públicos del Estado Zulia se propuso que el Boletín Actualidad impreso, órgano informativo del Colegio de Contadores Públicos del Estado Zulia, se convirtiera en el Boletín de la Federación.

En lo personal, ya retiré mi boletín de las oficinas del Colegio de Contadores Públicos del Estado Yaracuy y su publicación se hará bimensual. La edición recoge información de los meses septiembre y octubre y resume la edición virtual del Boletín Actualidad correspondiente al año 2 edición Nº 14 noviembre 2010.

Salud.



Otra satisfacción personal es disfrutar la edición especial de la Revista SIGNO del Colegio Santa María. En el marco de la celebración de los 60 años de la creación del Colegio Santa María. Es una edición de clase, de lujo si se quiere, que recoge la historia de nuestro colegio, de su fundador el Padre Monseñor Vicente Lambruschini y de la obra fecunda emprendida por las Hermanas de la Presentación.

Desde nuestro portal hacemos votos porque este medio de comunicación, vocero de otrora, del Colegio, de su personal y de sus alumnos siga de nuevo con nosotros y no se quede solamente como medio para destacar eventos temporales. Es un gran recurso comunicacional y vale la pena el intento.

La edición destaca artículos referidos a la historia, al andar de caminos de toda una comunidad entregada en hacer grande la obra educativa emprendida en Bruzual. José Antonio Cassany nos escribe "Colegio Santa María, Vicente Lambruschini y las Hermanas de la Presentación". La profesora Maritza Indriago de Gutierrez esboza con destreza literaria, la vida y obra fecunda de la Madre Caterina Molinari. De igual manera, se recogen extractos de su discurso de orden en la Condecoración Bodas de Diamante. Y en otro artículo nos habla de la vida de Sor Daniela a propósito de sus cincuenta años de vida religiosa. Leemos al Pbro. Giovanni Marchi Duchini quien transita la historia enmarcada en recuerdos. Hizo lo propio el lcdo. Oscar Guerrero López; por igual Sor Laura Carrascosa destaca en dos artículos: Primeros destellos de un amanecer y Reseña del Colegio Nuestra Señora del Carmen. En cuanto a las actividades artistico-culturales hay un trabajo sobre las Danzas del Colegio Santa María bajo la pluma de Arsenia Suárez y la profesora Pastora Villanueva nos habla de la Asociación Damas de la Presentación. El profesor Jorge Gutierrez destaca aspectos relacionados con los 65 años de la Asociación Venezolana de Educación Católica.

Todavía hay oportunidad de adquirir su revista SIGNO en esta edición especial. Un documento importante de consulta en futuras tareas relacionadas con el Colegio Santa María.









Hace algunos días diseñé la ampliación del blog para que ustedes puedan disfrutar del contenido de las NIIF para PyMEs. Disfruten por lo pronto un adelanto de la mejora con nueve normas denominadas módulo o sección:

Sección 1 Pequeñas y Medianas Entidades

Sección 3 Presentación de Estados Financieros

Sección 10 Políticas Contables, Estimaciones y Errores

Sección 13 Inventarios

Sección 14 Inversiones en Asociadas

Sección 16 Propiedades de Inversión

Sección 17 Propiedades, Planta y Equipo

Sección 21 Provisiones y Contingencias

Sección 32 Hechos Ocurridos después del Período





Entusiasmados asistimos al Bachillerato. Atrás dejamos al Grupo Escolar Independencia y ahora nos abrigaría el Instituto de Comercio “Rómulo Gallegos”, bajo la dirección del profesor Aulio Rovero, a quien ya había visto en una visita tertuliar con mi familia. Estamos en el año escolar 1.965 – 1.966 y la sede del Rómulo como le llamaríamos siempre, quedaba en la esquina de la calle 20 entre Quinta y Sexta Avenida. Allí se hacían los primeros cuatro años de Bachillerato y luego partir a otro Estado a sacar el Quinto año para poder obtener el título de Bachiller Mercantil. La mayoría se iba a Barquisimeto al “Eliodoro Pineda” donde por cierto ingresó como director el profesor Rovero en el año 1.968; o bien se iban a Valencia o Caracas.

Con el Tercer año en el Rómulo se alcanzaba el Titulo de Secretario Mercantil, una especie de Técnico Superior (Para muchos fue suficiente para trabajar como contable en cualquier entidad o hacerlo en forma independiente). Con el Cuarto ya eras Técnico Mercantil y solo faltaba el Quinto para ser Bachiller Mercantil. Me correspondió egresar del mismo Rómulo como Bachiller ya que formé parte de una de las primeras promociones que no tuvo que emigrar para continuar con los estudios de Bachillerato.


Sede actual del Rómulo Gallegos en el extremo norte de San Felipe al final de la Av. Caracas.


Las materias que vimos a lo largo del Bachillerato estaban relacionadas con la rama mercantil. Así estudiamos Mecanografía, Taquigrafía, Inglés, Matemáticas, Historia y Geografía Universal, Castellano entre otras y Contabilidad. Tuve como profesor a Leycester Rodríguez quien nos enseñó la Teoría del Cargo y del Abono. Confieso que no sé en donde estudió Leycester contabilidad; pero este medio catire españolizado ya de avanzadas calva era un profesorazo o nosotros ya despuntábamos como amantes de la materia. Su hija Linda (muy linda ella), era compañera de aula y con el correr de los años se casó con José Luis Mujica (Cuica) otro del equipo de estudiantes que compartieron salones conmigo. Leycester vivía en la misma calle del Rómulo o sea la calle 20 entre cuarta y quinta avenida. La Contabilidad la estudiamos con los libros de Francisco Gómez Rondón quien era Licenciado en Administración Comercial, egresado de la UCV en el año 1.966: Contabilidad I y Contabilidad II; libros que en los años cobran vigencia por la significativa pedagogía de su autor. Para la época se hablaba de la necesidad de dotarnos de la bibliografía de Finney y Miller. Harry A. Finney y Herbert E. Miller eran C.P.A, de la Universidad del Estado de Michigan y eran autores de una bibliografía completa conformada por 10 libros distribuidos así: Introducción (2 volúmenes), Intermedia (2 volúmenes) y Superior (2 volúmenes), referencia bibliográfica para todo aquel que se apreciaba ser contador.

Con relación a ello hago un alto para reflexionar sobre el conocimiento que pudimos adquirir dada la influencia de éstos autores. Los contadores de entonces aprendimos contabilidad bajo los Principios de Contabilidad de General Aceptación. Estos principios, ductores de la Contabilidad americana y bajo la tutela de la Financial Accounting Standars Board (FASB) eran pronunciamientos aplicables por supletoriedad en Venezuela, los cuales eran traducidos por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos. Ese aprendizaje es súper válido para no intimidarnos ante el avasallante empuje cognoscitivo de las Normas Internacionales de Información Financiera que en el fondo son normas supeditadas a tales principios con el aliciente de un lenguaje común para mercados comunes.

Para entonces ya existían en San Felipe avanzados técnicos en Contabilidad que ejercían el oficio contable de manera independiente en oficinas y otros eran asimilados en la empresa privada por la preparación que se recibía en el Rómulo. Muchos lograron salir adelante con sus oficinas y el trabajo creador les permitió sacar adelante a sus familias; incluso hijos de esos técnicos se hicieron con el tiempo Licenciados en Contaduría Pública.

Egresados del Rómulo hacían pasantías en la empresa privada, en la Banca y en las nacientes industrias de San Felipe y Chivacoa. En lo particular fortalecí mis conocimientos en el hoy desaparecido Banco de Fomento Comercial de Venezuela, Agencia San Felipe, ubicada en la Avenida 8 entre la Avenida La Patria y la Calle 18 frente a la hoy Plaza Teófilo Domínguez. El “contador” del Banco era el señor Luis Mendoza Colmenarez , padre del Dr. Pablo Emilio Mendoza, reconocido médico yaracuyano y quien fuera integrante de la primera promoción de Médicos Cirujanos egresada de la Universidad del Zulia en Octubre de 1952 y accionista fundador de la Clínica de Especialidades Médico Quirúrgicas C.A, en San Felipe. Del señor Mendoza aprendí el ejercicio de la Teneduría de Libros ya que le ordenaba los movimientos que eran vaciados en el Libro Diario y su resumen era enviado al siguiente día a la Oficina Principal de Barquisimeto. Por cierto diez años después terminé mi carrera bancaria como Gerente del mismo Banco que me formó profesionalmente, gracias a las pasantías realizadas en dicha institución a instancias del Rómulo Gallegos.


Otro recuerdo del Banco de Fomento Agencia San Felipe. Con una maquinita muy parecida a ésta calculábamos los intereses de las cuentas de ahorro. Recuerdo al 4 %. Empezábamos el día 29 o 30 de cada mes ya que el día primero todos los ahorristas tenían que tener sus intereses abonados en sus cuentas. La cuenta contable sigue siendo la 2102 Obligaciones por Cuentas de Ahorros según el Código de Cuentas bancario. Así aprendimos a manejar la calculadora y a utilizar la cuenta contable específica.



Como Bachiller Mercantil teníamos universitariamente cuatro carreras opcionales: Economía, Relaciones Industriales, Administración y Contaduría. La Universidad Central de Venezuela ya para el año 1960 daba luces a las primeras promociones de Administradores y Contadores. La Universidad de Carabobo reaperturada oficialmente en el año 1.958 creó para entonces la Escuela de Administración Comercial y Contaduría Pública y representaba para la inmensa mayoría de egresados del Rómulo la opción inmediata para continuar estudios superiores por su cercanía con el Estado Yaracuy. Otros egresados se quedaron en Lara cuando se hicieron Bachilleres en el Eliodoro Pineda. En lo particular llegué a la UCLA en el año 1.972 y obtuve mi título de Licenciado en Contaduría Pública en el año 1.979. Antes había hecho un pase de muy corta duración en la Escuela de Relaciones Industriales de la Universidad de Carabobo; pero las convulsionadas situaciones que se estaban viviendo entonces en país en los años 70s y sumada la precariedad económica por la que atravesábamos en lo personal, marcaron mi regreso a San Felipe. El Banco de Fomento Comercial de Venezuela me empleó y fue la base para sustentar mis estudios y darle estabilidad a mi familia. En la agencia San Felipe estuve año y medio y para la navidad del año 1972 ya me encontraba realizando el Básico en Barquisimeto (una especie de Propedéutico), requisito para ingresar en la carrera de la Contaduría Pública. El traslado a la Oficina Principal del Banco de Fomento se dio, gracias al estímulo de dos recordados amigos: Hugo Alvarez y Pedro Salvatierra quienes trabajaban como Auditores en el Banco. Pedro de San Felipe estudiaba en la UCLA Contaduría; pero no logró graduarse. Otros compromisos ocuparon su atención.

Fue uno de esos alumnos del Rómulo que se fue al Eliodoro Pineda a terminar el bachillerato. Allí se graduó de Bachiller Mercantil. Fue el amigo incondicional que animó mi transferencia al Banco, gestionó mi incorporación al departamento de Auditoría del Banco de Fomento y tramitó la documentación para lograr mi inscripción en la UCLA. En la actualidad es asistente administrativo de la Clínica de Especialidades Médico Quirúrgicas de San Felipe.

Los conocimientos adquiridos en el Rómulo y las pasantías en el Banco fueron una gran base para lo que sería mi carrera profesional. Fueron 10 años de especialización en Contabilidad y Auditoría Bancaria.

Confieso que hasta la entrada de la década del 70 sólo conocí a un licenciado en Contaduría Pública en ejercicio en San Felipe. Era el profesor Oswaldo Ruiz, docente del INCE que viajaba de Barquisimeto a San Felipe a dictarnos un curso nocturno de Contabilidad que hicimos por el INCE precisamente y cuyas clases particulares las recibíamos en la sede de la Casa de la Cultura de San Felipe ubicada en la quinta avenida de San Felipe hoy Avenida Libertador entre las calles 12 Y 13. Fueron dos cursos que recibimos: Contabilidad I y Contabilidad II durante el año 68. En lo personal cursábamos el tercer año de bachillerato y ese curso lo recibimos en dos capítulos. Entre los cursantes estábamos entre otros Gustavo Marturet quien era vecino. Gustavo vívía a lado de mi casa materna, en la avenida 8 entre calles 26 y 27 en la Independencia, cuando pertenecía a San Felipe. Por cierto de allá de la 12 nos veníamos a pie por esas calles del San Felipe de entonces. Caminábamos hasta 20
cuadras. Algunos hasta mas y el San Felipe que nos abrigaba era un San Felipe pueblerino. Tuve la fortuna de disfrutar al San Felipe nocturno, al San Felipe seguro. Luis García a quien años después lo encontré como microempresario en la Fundación Solidaridad del Estado Yaracuy. Por cierto me recordó que ese curso también lo hizo la señora Elena de Peñaloza quien para ese entonces trabajaba en el INOS (Instituto Nacional de Obras Sanitarias). Con los años se hizo locutora y por mucho tiempo trabajó en Radio Yaracuy; Roger (olvidé el apellido)a quien con los años llamé “Tracala” por representar un ejemplo de maula o mala paga que el profesor Oswaldo había hipotetizado para enseñarnos un ejercicio sobre “la Provisión por Cuentas a Cobrar”. Cada vez que nos encontramos nos saludamos “Tracala”; “Cuidado con este que es Trácala”…Y así crecimos. Ese curso también lo hicieron los periodistas Julio Cesar Hernández y Luis León Guerra hijo de Luis León Arocha, quienes daban sus pasos iniciales en la extinta Asociación de Periodistas de Venezuela, capitulo Yaracuy y quien no terminó el curso ya que se mudó a Valencia, Estado Carabobo. Por intermedio de Luis León Guerra me publicaron en un periódico local una poesía que titulé “Tú en mis versos”. Otra cursante lo fue la señora Yolanda Gómez Pino, quien era Secretaria de un Tribunal. Una señora que era empleada de la Energía Eléctrica en San Felipe, cuando esta empresa estaba ubicada en la Avenida La Patria con la esquina de la avenida 8, cerca de la sede de la oficina del Banco de Fomento Comercial de Venezuela; Julio Torcuato de la Independencia; creo que dedicado a la docencia en aquella época.


Los más jóvenes éramos Porfirio Rafael Hernández y yo que interesados en la materia solicitamos ser matriculados en el curso que a su vez estaba dirigido a postulados por el INCE. Porfirio y yo éramos estudiantes. Para ese momento hacíamos el tercer año y nuestro ingreso al curso se dio a través de una estación de gasolina de la cual nunca fuimos sus trabajadores. Por cierto Porfirio fue mi hermano durante el bachillerato y nos llenamos de anecdotas y de emotivas vivencias que perduran en el tiempo. La amistad quedó consagrada al bautizarle a su hijo en esa mi etapa de adolescencia. El cariño se hace grande aunque la distancia haga sus estragos. Ya detallaré mis vivencias del bachillerato con Porfirio Rafael Hernández como protagonista. Por lo pronto diré que fue el Presidente del Centro de Estudiantes que lideró la lucha por la conquista de la nueva sede del Rómulo Gallegos. Se dedicó a la docencia y hoy goza de su jubilacion. Hubiera sido un gran contador público.

Así conocí al profesor Oswaldo Ruiz y quien años más tarde fue mi profesor en la UCLA en la materia Auditoría. De gran presencia gremial en la Presidencia de la Asociación de Profesores de la UCLA (APUCO). Es representante de la UCLA ante el Comité Ejecutivo del IPSPUCO.
Casa Presidencial ubicada en la Av. Libertador antigua Calle Real entre las calles 12 y 13. Aquí funcionaron luego el Consejo Municipal, la Biblioteca del Estado, y la Jefatura Civil del Distrito San Felipe. Aquí funcionó también la Casa de la Cultura de San Felipe y para el año 1968 el profesor Oswaldo Ruiz nos dictó los cursos de Contabilidad I y II. Esta obra fue demolida y hoy en dia funciona un mercado público.


Esta foto es una copia tomada de: Yaracuy - Part 2. Pertenece a: yaracuy.net

El profesor Oswaldo Ruiz nos manifestaba no estar de acuerdo con el término “Ganancias y Pérdidas”. Opinaba que el mejor término era Pérdidas o Ganancias dado que el resultado del ejercicio era Pérdidas o era Ganancias y que la Pérdida tenía que ir primero ya que de esa forma representaba el débito o el cargo, lugar por donde iban los gastos o los egresos. Y así las Ganancias por el crédito. Con los años fue mejor Resultado del Ejercicio.

En el Estado Yaracuy a todas estas el ejercicio de la contabilidad estaba en manos de técnicos quienes en algún momento por la ausencia de Contadores Públicos profesionalizados lograron fortalecerse gremialmente y alcanzaron espacios que con los años y con la promulgación de nuestra Ley en el año 1.973 fueron cediendo espacio.

En mis años en la UCLA hice amistad con un yaracuyano, con un Sanfelipeño integral. Se convertiría con los años en referencia obligada en cada una de mis actuaciones profesionales; pués su integridad profesional la asimilé de manera tutorial. Y es que eso fue lo que me transmitió Secundino Gamarra Materan cada vez que nos encontrábamos. Secundino tenía una personalidad dura a simple vista y en el fondo era un libro abierto sobre todo para aquellos que escrutamos el conocimiento y la sabiduría en las conversaciones directas. No sé que pudo haber influido para que las emanaciones de enseñanza se dieran entre docente y alumno; pero así lo percibí a lo largo de su existencia y su relación de amistad que se fortaleció con los años. No sé si fue el influjo de ser paisanos; por nuestra derivación de un devenir difícil o en el mejor término de privacidades económicas; de la constante búsqueda de derroteros experimentada fuera de San Felipe, del Yaracuy que amamos y la necesaria ausencia del terruño para abrazar porvenires. No sé si fue por el amor que ambos sentíamos por nuestras carreras “bancarias”. Lo cierto es que desde que nos conocimos hicimos un “one two” de enseñanza y aprendizaje por el intercambio de pareceres que se daban en cada encuentro.

Antes de entrar a la UCLA alguien me había hablado de él. De sus logros profesionales en Caracas a donde se había ido muy joven. Secundino nació el 22 de mayo de 1.939 y provenía de una familia estudiosa y dedicada al campo. La familia Gamarra era y sigue siendo muy respetada en el Barrio Punta Brava; muy cerca de la oficina del Banco de Fomento Comercial de Venezuela y colindante con el viejo mercado de San Felipe. Había atesorado algunos bienes, los cuales administraba personalmente. Antes de conocerle me refirieron que Secundino tenía una casa detrás del mercado municipal de San Felipe y que años mas tarde me manifestó sobre la necesidad de construir allí una academia para dar cursos de secretariado comercial y dar clases de contabilidad. Por la calle 13 tenía también un terreno, en donde años después instaló un negocio que llamó Materiales La 13, cerca de los Fonseca, familia donde nos reuníamos de niño, cuando formábamos parte de las tropas de Boy Scout. Y residía en el Callejón La Mosca de San Felipe, frente a la casa residencial de un viejo amigo: Melquiades Giménez.

Secundino Gamarra Materan en sus años de estudios se hizo Licenciado en Contaduría Pública en la Universidad Central de Venezuela en Caracas. De manos del polémico Rector Jesús María Bianco recibió su título el 24 de noviembre de 1.966. Ya en Barquisimeto, como empleado en el Departamento de Auditoría, me entero que fue el Interventor del Banco de Fomento Comercial de Venezuela, por allá por el año 1965 cuando éste estaba bajo la administración de Rotemberg.




Trabajó en el Banco Central de Venezuela y luego en la Superintendencia de Bancos en Caracas. De allí su formación profesional y académica que le permitieron formar parte del equipo que trabajó en el proyecto de creación del Banco de los Trabajadores de Venezuela para San Felipe.

A punto de conocerle personalmente me entero que ocupa el cargo de Contador Principal en el Banco de Lara en su oficina principal Barquisimeto. Viajaba todos los días de San Felipe a Barquisimeto para cumplir con sus ocupaciones. Igualmente como profesor en la Universidad en donde se fortaleció definitivamente nuestra amistad.






Sede de nuestro colegio ubicado en la 3 Avenida entre Calles 7 y 8 Sector cantarrana San felipe 







En conversación con el Licenciado Juan de la Cruz Linares, éste me manifestó el apoyo gremial que recibió de Secundino Gamarra para la creación del Colegio de Contadores Públicos del Estado Yaracuy. Secundino fue aporte fundamental en las diferentes diligencias de Juan para lograr tener en nuestro Estado Yaracuy un colegio que nos abrigara en el devenir. Secundino no aparece como fundador del Colegio ya que estaba inscrito en el Colegio de Contadores Públicos del Estado Lara; pero muchas de las gestiones realizadas tuvieron en él soluciones efectivas. Documento de gran valía lo es el Acta de para la creación de la Delegación de Contadores Públicos del Estado Yaracuy, génesis de la creación del Colegio de Contadores Públicos en nuestro estado. La misma fue suscrita por los licenciados José Antonio Pérez Yánez; Juan de la Cruz Linárez y Secundino Gamarra Materán como Presidente quienes eran los responsables ante la Federación de diligenciar todo lo atinente al avance profesional y gremial de los contadores públicos del estado.

En aquellas entidades donde no había colegiación, a los contadores de la región se les invitaba para que participaran por algún colegio cercano en las actividades comunes que dicho colegio realizaba a instancias de la Federación. Por Yaracuy Secundino, al igual que José Antonio Pérez Yánez y Juan de la Cruz Linárez se hicieron responsables de convertirse en portavoces de las actividades que se emprendían. Es así como finalmente se logra crear el Colegio de Contadores Públicos del Estado Yaracuy.

Secundino Gamarra Materán trabajó en el diseño el proyecto sobre la carrera técnica Administración Bancaria en la UCLA.



No quiero ser repetitivo con este extraordinario yaracuyano; pero a Secundino Gamarra le agradezco el haber revisado mi trabajo de grado el cual fue fundamentado en el Crédito Bancario dirigido al sector agropecuario. En esa entonces me regaló el libro “Sistemas de Créditos para pequeños agricultores. Historia de casos en México de Simon Williams y James A. Miller de la Editorial Diana de México. Lo había adquirido para ambientarse en lo que estaba a punto de prepararse. Aún conservo dicho libro. Eso fue ya casi en momentos cuando por la Universidad en su año sabático viajó a México a consolidar sus conocimientos profesionales, los cuales interrumpió debido a la desgracia fatal donde perdió la vida su esposa Graciela de Gamarra quien era educadora en San Felipe.


Le consultaba constantemente. En una ocasión, a propósito de una Auditoría que realizaba, me enseñó que muchas empresas ocultaban en los Activos los resultados de sus ejercicios, cuando los mismos eran deficitarios. Así evitaban la cancelación de impuestos y negaban a los trabajadores las posibilidades de calculárseles la distribución de sus reivindicaciones salariales (en nuestro caso utilidades sobre ganancias consideradas en la Ley del Trabajo). Me lo demostró cuando analizamos el Estado Financiero de una industria, que ocultaba en sus Inventarios la Utilidad no registrada en el ejercicio.

También me enseñó, que había que tener mucho cuidado con la cuenta OTROS ACTIVOS. Como Contadores y como Auditores estábamos en la obligación de revisar detalladamente esa cuenta, ya que en ella, por lo general, ocultan sobre todo la banca, aquellos bienes en desuso; igual aquellas cuentas incobrables en forma definitiva manteniendo la entidad indicadores favorables por lo elevado del activo frente a las obligaciones o frente al patrimonio. Esta apreciación con los años llevó a la banca a la debacle. De aquella conversación han pasado varios años. Hoy las NIIF norman estos pareceres.

En la página de la Biblioteca de Administración y Contaduría de la UCLA  encontramos cuatro registros que tienen la firma de Secundino Gamarra como Tutor de Tesis de Grado, a saber:

1 [TC 62 1990] Briceño J., Marianela Catari E., Lenyi (Tesista); Parraga A., Luisa (Tesista); Salas A., Yorma (Tesista); Secundino Gamarra (Tutor Académico) Diagnóstico Administrativo a la Tesorería de la Universidad Centroccidental "Lisandro Alvarado" (UCLA)


2 [TC 27 1989] Arangúren, Fidel E. Casares, Enmaracelis (Tesista); Contreras, Oneyda C. (Tesista); Rueda, José M. (Tesista); Santos, Julio César (Tesista); Secundino Gamarra (Tutor Académico) Diagnóstico del Sistema de Control Interno en la Sección de Caja del Instituto Universitario Experimental de Tecnología "Andrés Eloy Blanco"


3 [TC 03 1987] Briceño Escalona, Omar J. González González, Anna M. (Tesista); Meléndez Cuevas, Yolina (Tesista); Vargas Acosta, Raiza M. (Tesista); Vargas Moyetones, Javier A. (Tesista); Secundino Gamarra (Tutor Académico) Fideicomiso. Aplicación Práctica en Venezuela


4 [TC 14 1988] De Freitas T., María V. Gallardo G., Felicia P. (Tesista); Luna B., José A. (Tesista); Ramos de L., Belkys M. (Tesista); Sánchez F., Oscar A. (Tesista); Secundino Gamarra (Tutor Académico) Programas de Auditoría para Créditos Bancarios a Corto Plazo (Banca Comercial)


 No me gustaría equivocarme en mi apreciación; pero creo que Secundino Gamarra fue el primer yaracuyano en ser Licenciado en Contaduría Pública. A él acudí para que firmara mi título de Licenciado en Contaduría Pública como agradecimiento al profesor a quien mas estimé en mis estudios universitarios de pregrado. Su firma acompaña a la del Rector y a la del Secretario de la Universidad para el año 1.979, año de mi promoción.

Yaracuy en la vocería del Colegio de Contadores Públicos tiene una deuda con este colega ejemplar por demás, que nos dejó físicamente bien entrada la madrugada del 10 de octubre de 1.993. Es el momento de rescatar su memoria y honrar su presencia profesional cuya luz y sabiduría cohabita con nosotros en cada necesidad investigativa.







Su hijo William Gamarra, también licenciado en Contaduría Pública sigue tras el sendero que trazó su padre.







Con la constitución del Colegio de Contadores Públicos del Estado Yaracuy aparecieron otros Contadores, a saber:

Andrés Mickelsons, quien estaba residenciado en San Felipe. Había llegado a la ciudad a instancias de una firma comercial que se instaló acá en Yaracuy. Creo que se llamaba “Impresos Jelambi”. Esta firma, si mi memoria no falla, estaba ubicada en la quinta avenida o Avenida Libertador cerca de las calles 18 o 19. Mickelsons estaba vinculado a esta firma y fue una de las personas a quien convocaron para darle clases a los muchachos del quinto año del Rómulo Gallegos cuando éstos solicitaron la apertura de la sección para ese período escolar que se iniciaba en los años 1.967-68. La firma de Mickelsons aparece refrendada en la constitución de una de las directivas del Colegio de Contadores Públicos del Estado Yaracuy como Fiscal. Tras su muerte, no pasó mucho tiempo para testimoniarle reconocimiento como educador, comerciante y gremialista, al conferírsele su nombre a la Biblioteca que enaltece nuestro Colegio y de cuya honra fue partícipe su familia.

El 20 de septiembre de 1.968 el Instituto de Comercio Rómulo Gallegos bota la primera promoción de bachilleres mercantiles y en la búsqueda de consolidar una profesión, algunos de los ya bachilleres se dispersan a otros estados. Es así como cinco de esta primera promoción alcanzan la meta profesional: Fernando Pacheco y Rubén Sevilla Mora egresan de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad de Carabobo, José Ortega Gutiérrez, Mary Arias y Juan de la Cruz Lináres, como Licenciados en Contaduría Pública .

De mi promoción de bachilleres egresada del Rómulo en el año 1.970 nos hicimos Licenciados en Contaduría Pública Julio Muñoz y yo. Otto Muñoz que había estudiado con nosotros hasta el cuarto año, se graduó en Valencia en el mismo año 1.970 y en la misma Valencia continuó sus estudios universitarios.

A todas estas cuando es promulgada el 27 de septiembre de 1.973 la Ley del Ejercicio de la Contaduría Pública, ya hay en efervescencia una influencia significativa de estudiantes conformando foros en las distintas universidades del país y una avanzada generacional que se formaba en los liceos y academias en donde se impartía la materia contabilidad.

Cuando cursaba el tercer semestre, en el 73, me animé con un grupo de compañeros de la UCLA, entre ellos, el hoy licenciado Dimas Morón, y quien fuera años mas tarde Sub Gerente del Banco de Desarrollo Agropecuario (Bandagro) en San Felipe, en la misma época en que yo era Gerente de la Agencia San Felipe del Banco de Fomento Comercial de Venezuela. Asistí a un encuentro de estudiantes en Caracas, que se concentraría en el Teatro Universitario de la UCV. Se pretendía para entonces, evitar la Colegiación de Técnicos en Contabilidad como asimilados por el Colegio de Contadores Públicos y la protesta era para aminorar los espacios ganados por este gremio que agrupaba a los técnicos en contabilidad en todo el país. Uno de los foristas era Earle Herrera, hoy periodista y diputado del PSUV, ganador (no sé si antes o después) de un cuento de El Nacional. En realidad no sé qué hacía allí discurseándonos sobre la Ley del Ejercicio de la Contaduría Pública ya que ésta nunca fue su profesión ni siquiera por pretensión.

El licenciado Cesar Tovar se graduó en el año 1.973 y se regresó a San Felipe de donde es oriundo. En conversación informal con Cesar tuve la impresión que estaba hablando con el segundo Licenciado en Contaduría Pública que dio el Estado Yaracuy. Conocí a Cesar hace años en el Colegio de Contadores Públicos del Estado Yaracuy. Ha ocupado cargos directivos y su trayectoria al frente de la Delegación del Comité Deportivo Nacional de Contadores Públicos del Estado Yaracuy (CODENACOPU) ha sido tan significativa y de gran valía que le merecieron la honra que su nombre sea reconocido y el salón destinado para las reuniones y exhibiciones de CODENACOPU YARACUY lleve su nombre.

Actualmente goza de su jubilación dado que por muchos años estuvo al frente de la Unidad de Auditoría del Instituto Nacional de la Vivienda en el Estado Yaracuy (INAVI). Por cierto la vanguardia mas relevante de Cesar Tovar fue cuando tuvo la responsabilidad de coordinar por nuestro Estado Yaracuy todo lo atinente a los aspectos organizacionales de XIX Juegos Deportivos Nacionales de Contadores Públicos de Venezuela que se escenificaron en nuestra ciudad entre los días 30 de Junio y 06 de Julio de 2002, bajo la Presidencia del licenciado Delgi Medina.

Como creador tuvo la honra y la satisfacción de ver realizado su sueño cuando en los XXV Juegos Deportivos Nacionales de Contadores Públicos de Venezuela llevados a cabo en el Estado Bolivar en el año 2008 su canción Auditoría del Amor ganó como canción inédita, constituyéndose para el Yaracuy un honor y un orgullo por tal logro.




El licenciado Cesar Tovar y el licenciado Juan de la Cruz Linares en ocasión de la fiesta de gala de los Contadores Públicos celebrada en el Hogar Hispano de San Felipe





Los Licenciados en Contaduría Pública para la época, sobre todo, en aquellos años inmediatos a la promulgación de la Ley, buscaban agruparse para tener presencia gremial. Eran pocos; pues eran incipientes las promociones de profesionales en Contaduría. Ello motivó a que se hicieran convocatorias para afiliar al gremio a aquellos “contadores” con avanzada experiencia en la teneduría de libros; pero que se les hacía cuesta arriba, porque no tenían conocimientos sobre Auditoría y ello pesaba en lo profesional. El gremio de técnicos se fortalece en San Carlos y por allí muchos yaracuyanos buscaron colegiación. Pero había que presentar un examen de suficiencia y, el único que logró aprobarlo fue el recordado Rafael Oviedo. Rafael se colegia en San Felipe y su presencia gremial siempre fue reacia a los cambios que la profesión exigía. Con nada de lo que se hacía en el Colegio estaba de acuerdo y así lo dejaba asentado en las reuniones de asamblea. No estaba de acuerdo con el Papel de Seguridad, no estaba de acuerdo con el Visado, los Estados Financieros eran elaborados en cualquier papel y en ellos estampaba su firma. No le interesaba ninguna SECP. Y de toda esta negatividad, creo que se aprovechaban los Técnicos para canalizar en él su rechazo al fortalecimiento de nuestro gremio, que aún con pocos agremiados ya tenía presencia en el Estado.

Mi reconocimiento a los Técnicos que al no poder entrar en nuestro gremio, estimularon a sus hijos a hacerse profesionales de la Contaduría Pública como es el caso del señor Andrés Yepes, quién le dio a Yaracuy a dos excelentes Contadores Públicos que hoy enarbolan en alto el estandarte de la Partida Doble: Andrés y Erika. Igual Juan Ramón Velásquez en Chivacoa, de quien su hijo Darry Velásquez heredó el manejo de los números y hoy es Licenciado en Contaduría Pública.

La casa

Contacto: sonmer09@hotmail.com




1 comentario:

Pedro A. Rangel Cruz dijo...

COMO SIEMPRE, EXCELENTE MATERIAL TANTO TÉCNICO COMO INFORMATIVO. MUY AGRADECIDO POR LA DEFERENCIA AL INCLUIR EL HERMOSO ARTICULO DE MI LAR NATIVO Y DE TUS PALABRAS CON RESPECTO A MI HUMILDE EJECUTORIA COMO DOCENTE. ESTIMO QUE LA CALIDAD DOCENTE SE MIDE POR LA CALIDAD DE LOS ALUMNOS. A MI ME FUE FACIL POR LA DEDICACIÓN QUE USTEDES SIEMPRE MOSTRARON. SALUDOS. PEDRO RANGEL CRUZ